Ir al contenido principal

Las Tribulaciones de Pancho.


Lázaro Yuri Valle Roca: Nuevo Vedado viernes 27 de marzo de 2011. La Habana Cuba.
Cuando el gallo pinto se subió a la cerca y cantó, eran las 3.00 de la madrugada, en varios kilómetros a la redonda se sentía el ajetreo en la cocina de la finca La Esmeralda en la provincia de Mayabeque.
La voz chillona de Maritza esposa de Alberto, cortaba como una cuchilla la quietud de la campiña-viejo ven a tomar el café que se enfría, la gente está al llegar de un momento a otro-el viejo de 69 años tomó su café y siguió en sus  quehaceres, al filo de las 5.00 am.
Alberto divisa la ambulancia del pueblo Nueva Paz, que se desvía de la carretera para tomar el sendero de entrada a su finca -Vieja ya están aquí, prepara las cosas- Alberto advierte a su esposa.
Julito sobrino de Alberto sacaba la cabeza por la ventanilla de la ambulancia agitando la mano para que apuraran la operación.
Cuando la ambulancia terminó la maniobra de parqueo y abrió la puerta trasera, apareció una señora de unos 65 a 70 años, delgada, de piel blanca y de muy finas facciones, su semblante a simple vista marchito y el gris de sus párpados indicaba que había pasado varias noches de insomnio.
En la camilla yacía acostado su esposo que lo llevaban de traslado para el Hospital Cardiovascular  del Vedado, tenía puesto un suero de dextrosa en venas con otros medicamentos para mantenerlo estable.
En cuestión de segundos, Alberto con ayuda de su sobrino introducía en el carro el cuerpo inerte de Pancho envuelto en nylon, un excelente ejemplar de mamífero nacional (cerdo) de unas 200 libras aproximadamente.
Detrás de ellos llegaba Maritza corriendo con una sábana para tapar a Pancho para que no se resfríe, lo pusieron debajo del enfermo y lo arroparon con la sábana.
La esposa del enfermo dibujó en su demacrado rostro una sonrisa de aprobación y complacencia a pesar de su traumática situación.
Julito el sobrino de Alberto le dijo cerrando la puerta del lado del chofer- por la tarde te traigo el dinerito y la sábana.
Digo si no nos paran en el punto de control, así que cruza los dedos- y el auto salió a gran velocidad con las luces de la baliza encendidas indicando que llevaban un enfermo grave abordo.
Tomaron la autopista pasaron el punto de control con los nervios de punta sin que nadie los detuviera, en varias ocasiones la acompañante y esposa del enfermo tuvo que pedirle a Julito un trapo para secar el hilo de agua con sangre que salía de uno de los huecos del nylon que cubría al cerdo Pancho.
En unos 40 minutos llegaban al Hospital Cardiovascular ubicado en las calles 17 y Paseo en el Vedado habanero.
Bajaron de prisa al enfermo con su acompañante para que no se dieran cuenta los camilleros del hospital que se encontraba otro pasajero a bordo.
Hicieron los trámites de rutina, y mientras los camilleros conducían el enfermo al cuerpo de guardia este y su demacrada esposa, se despedían de sus negociantes transportadores con un leve gesto de las manos, y el mismo dibujo en sus labios  deseándoles la mayor de las suertes.
La ambulancia salió del hospital y dos cuadras más adelante, doblaron a la derecha, volvió a doblar derecha, y ya estaba en el mercado de 19 y B del Vedado.
Entró por la parte de atrás donde descargan la mercancía e hicieron el negocio, dejando muy bien acomodado a Pancho el cerdo de 200 lbs. En su última morada.
Julito y el chofer respiraban con alivio después que recibieran el dinero y salieran montados en la ambulancia del mercado sin haber sido descubierta su fechoría.
Pensarán que lo que han leído es una gran coña, y no los culpo porque lo piensen, pero es la cruda realidad que vivimos todos los días nosotros los cubanos.
Y de como nos las ingeniamos para romper el bloqueo gubernamental y poder sobrevivir.
Así es como el gobierno hace aperturas y después cierra las autopistas con sus policías para que suban los precios de los productos.
Así es como el gobierno presiona al pueblo para que piense más en como conseguir dinero para comer que en la corrupción que los carcome.
Así es como sacan el dinero para hacer desfiles o paradas militares imponiéndole al pueblo hambre y sacrificios extremos.
Espero que con este lacónico relato puedan graficar parte de la realidad cubana, a partir de las tribulaciones que tuvo Pancho el mamífero nacional para llegar a su última morada y dejarle algo de dinerito a quienes durante varios meses se sacrificaron para darle de comer, atenciones y cuidados.  



Entradas populares de este blog

Detenido y bajo investigación activista DDHH Reinol Figueredo.

Lázaro Yuri Valle Roca: Nuevo Vedado 27 de julio de 2017. La Habana, Cuba.

 Desde el martes 18 de este mes de julio de 2017, Reinol Figueredo está detenido bajo investigación policial, debido a un robo ocurrido en su centro de trabajo el Hospital Pediátrico de Marianao Juan Manuel Marques de la Habana. https://youtu.be/WLk3OGaHsAo

Según Karina Fernández su esposa con la que tiene una pequeña niña, dice que Reinol a pesar de haber estado de descanso durante 2 días en su casa, la policía fue a buscarlo y realizarle un registro presentando los documentos después de haberlo realizado.




















La policía se llevó de la casa libros y documentos pertenecientes a sus padres Aidé Gallardo y Ángel Figueredo presos políticos que tuvieron que emigrar como refugiados a EEUU, También se llevaron una PC que nada de estos artículos tienen que ver con el supuesto robo.

A Reinol lo han trasladado de una estación policial a otra, debido a que no han encontrado pruebas que lo vinculen con el robo, enviándolo po…

Guanabacoa se subleva.

Pueblo protesta en la Calzada del Cerro

Lázaro Yuri Valle Roca: N. Vedado jueves 23 de noviembre de 2017. Habana, Cuba.
Tres mujeres con sus familias protagonizaron en la noche de hoy 23 de noviembre de 2017, una protesta en la barriada del Cerro.
Sobre las 5.00 pm recibí la llamada de Danaysis Muñoz diciéndome-Mi hermano necesito que vengas urgente esto es de vida o muerte-Faltaban algunos minutos para las 5 y 30 cuando llegué a su casa, donde me explicó de qué se trataba el asunto, a su lado estaba sentada su vecina Laritza Peña Falcón y Miriam quienes protagonizaron la protesta.
 Visiblemente nerviosa Dana como la llamamos los amigos, me explica que uno de los vecinos de la ciudadela donde viven llamado Carlos Oliveros Sánchez, comenzó a tumbar unas columnas que se estaban cayendo y una de las lajas cayó sobre su techo, estremeciendo los tres últimos apartamentos donde ellas residen cayendo escombros dentro de las casas, al ellas ver eso decidieron no dormir en sus casas, debido al inminente peligro de derrumbe.

Ellas …